La Historia del Vendedor de Cortinas del Barrio

El apasionarse por las ventas ha sido un proceso muy complicado, pues venimos de una sociedad donde los vendedores tienen una fama de gente que no estudia y que es algo malo el estar en esta profesión, de hecho recuerdo perfectamente la frase que nos repetía mi padre, “Si sigues sacando malas notas, vas a dedicarte a poner cortinas como el señor de la esquina” recuerdo que yo lloraba porque no quería dedicarme a las ventas, para mí era como una humillación y me ponía a estudiar, pues quería hacer que mi papá se sintiera orgulloso y estudiar ingeniería como él y varios tíos lo habían hecho. Pero él siempre usaba la clásica historia de que si no estudiábamos nos íbamos a dedicar a vender cortinas y cobijas como el señor que vivía en la esquina.

¿Quién gana más, un ingeniero o un vendedor?

Esto cambió radicalmente cuando empecé a tener entrenador pues la primer habilidad que me hizo trabajar fue las ventas, para mí fue algo terrible porque mi padre siempre me dijo que las ventas eran lo peor que existía y sólo la gente que no tenía nada más que hacer se dedicaba a ellas, entonces fue cuando todo cambió pues mi entrenador me preguntó: ¿Quién gana más en la empresa donde trabajas? A lo que le respondí: el vendedor Víctor Pérez, recuerdo perfectamente el coraje con el que dije el nombre. Pero sin duda que me movió, me dijo quien gana más siempre en una empresa es el vendedor pues es el que lleva el dinero a la empresa. La primer habilidad que debes de aprender para ser empresario es el saber vender, si no el negocio no existe, la segunda habilidad que debes desarrollar como empresario es el liderazgo, tercero la administración y por último la inversión.

Pero la respuesta es que gana más un vendedor que un ingeniero. Así que me metí a un negocio multinivel para poder aprender la magia de las ventas y poder convertirme en un $úper Vendedor. Fue aquí donde mi vida dio un giro radical, en 6 meses yo ya estaba ganando el doble ¿Por qué? Porque como profesionista o empleado siempre estás vendiendo, aunque no te guste, así que el aprender a vender para mí ha sido algo que ha hecho que mis resultados se multipliquen considerablemente.

¿Qué tienes que hacer para disfrutar las ventas?

Tienes que trabajar para que vender sea tu pasatiempo, esta es la clave para que te dé placer vender. Te voy a dar un ejemplo, yo tengo mis empresas y en mi tiempo libre me gusta, aparte de pasar tiempo con mi familia, vender carros, propiedades, conocer gente y clientes nuevos, ir a vender puerta a puerta con mis hijas, vender libros, etc.

Todo lo que sea vender para mí es un pasatiempo, si tengo tiempo libre lo primero que me digo es ¿qué puedo vender?, sé que suena un poco extraño pero mi cabeza ya está tan preparada, lo hago en automático, es la competencia inconsciente que te mencionaba anteriormente. Por eso es importante que todo el tiempo vendas, todo el tiempo estés buscando nuevos clientes, que lo hagas por pasatiempo y no por necesidad, que lo hagas porque realmente en tu corazón esta el ayudar y disfrutas haciéndolo.

“La Clave para que las ventas sean muy exitosas es que para ti, sea un pasatiempo y nunca una necesidad.” ~David Gaona

Otra herramienta es el que te estés entrenando constantemente, yo programo mis entrenamientos mes con mes, por lo menos leo un libro por semana y casi siempre releo los mismos y todo el tiempo escucho audios en mi carro o cuando hago ejercicio para poder seguir aprendiendo.

Si te gustaría conocer muchas mas herramientas y formas de convertirte en esa máquina de ventas que disfruta y hace de manera inconsciente negocios, te invito a que leas nuestro libro VENDE 500% MÁS (El Manual del Súper Vendedor) 

Share This